La experiencia, el entusiasmo y la dedicación son nuestros ingredientes para crear un nuevo concepto de restaurante, situado en un pueblo con vistas al mar, cerca de las playas más bonitas del sudeste de Mallorca.

Centrado en una cocina fresca y sencilla, elaborada con productos de calidad y de proximidad.

La variedad de tapas y las ensaladas son protagonistas de la carta, junto con las hamburguesas gourmet de carne ecológica y platos del día.

Recetas tradicionales para elaborar los postres caseros.

El espacio, una casa de pueblo restaurada donde destacan los elementos naturales y recuperados: el hierro, la piedra y la madera, con un diseño cosmopolita y muy confortable.

La terraza en la plaza del pueblo, con un ambiente tranquilo y acogedor, es el lugar ideal para comer, relajarse y disfrutar de la brisa que llega desde el mar.